Desde aquí mucha gente conoce Japón como el país de la tecnología moderna. En general, es un país que ha sabido fusionar su cultura autóctona con la cultura exterior, especialmente después de 1945, y eso incluye su música.

Japón empezó a consumir música occidental del estilo Boogie-Woogie, el Swing, el Blues, el Mambo, el Country…, dando lugar en los años 70 al efecto J-POP (Japanese Pop), aunque el J-POP tiene sus raíces más profundas en el Jazz, que introdujo muchos instrumentos para interpretar música clásica y marchas militares, introduciendo la diversión en bares y clubes.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el jazz se censuró debido a las presiones de la Guardia Imperial por tratarse de una influencia estadounidense, es decir, enemiga. Una vez acabada la guerra con Japón ocupada por los Estados Unidos, los Japoneses empezaron a interpretar ese tipo de música a las tropas americanas. Y así, poco a poco, muchos grupos Japoneses fueron fusionando el género tradicional mezclándolo con influencias occidentales.

El Rock&Roll comenzó en 1956 con un grupo de música country llamado Kosaka Kazuya and the WagonMasters, el cual versionaba a Elvis Presley.

Esto acabó con el decaimiento del Rock&Roll en Estados Unidos, aunque con la llegada de la televisión surgió el karaoke, dando lugar a una revitalización de la música Americana. También la visita de los Beatles en el año 1966 incrementó el interés por ese tipo de música. En definitiva, todos estos sucesos contribuyeron a la creación del J-POP.

Hoy en día, Japón, además de una gran potencia tecnológica, es también en el ámbito musical, donde existen numerosas tendencias sin complejos y con una calidad que muchos desearían en occidente. Por citar algunos grupos de rock tenemos a Buck Tick (ejemplo), Okamotos (ejemplo) o Dir en Grey (ejemplo). Y como ejemplo de rock alternativo tenemos también a Lostage.

Y no olvidemos a las The 5.6.7.8s muy conocidas por aparecer en la 1ª película de Kill Bill (Quentin Tarantino) en 2003, en la famosa escena del Izakaia (restaurante Japonés), al principio este grupo de 3 féminas incorporaron a un guitarrista (Eddie), pero definitivamente, en 1992 decidieron seguir como trío, y a nosotros nos parece fantástico que así sea. Ah! y no os perdáis a la baterista!!!

(Post redactado con la ayuda de Wikipedia, por supuesto!)

2 Respuestas en “El Rock del Sol Naciente”

  1. Ramsés dice:

    Pues la verdad… no, definitivamente no. Donde estén las grandes bandas y solistas anglosajones de toda la vida…

    Sobre todo de los 60 y 70.

  2. VirtudSin dice:

    Creo que cerrarse en los campos musicales es algo negativo, siempre viene bien encontrar sonidos nuevos (desde el rock más clásico, al heavy más actual).

    El problema, más allá de la barrera idiomatica, es que algunas voces de algunos cantantes, no son del todo afinadas.

    Por poner un ejemplo: Kyo de Dir En Grey, nunca ha dado clases de canto, y eso no quita que sea una de las voces mas extrañamente sorprendentes, en wacken hizo una gran actuación en 2013 o el 2012 ahora no lo recuerdo bien.

    Lo que quiero decir, es que, a la música japonesa hay que dedicarle, quizá algo más de tiempo que a la inglesa o americana, ya que muchos discos (por extrañas razones) son muy underground…

    Pd: A modo de curiosidad, hay cantantes de grupos o grupos enteros allá en japón, que no solo viven de la música, tienen programas de radio, de tv, algunos hasta continúan con sus trabajos anteriores, aun siendo conocidos.

    Gracias por los grupos o/

Comentar

*