Dicen que vive cerca del mar
pero nadie aún lo ha podido probar
dicen que el bosque es su hogar
pero nadie aún lo ha podido comprobar.
Nunca lo he creído yo, pero cuando le ví
me quedé sin respiración.  Se acercó a mí
y se presentó, y por más que miraba
no veía su voz

Porque vive de noche, duerme de día
y sin buscarlo yo, me lo encuentro cada día
si duerme de noche y vive de día
todo lo que yo sé el mundo lo sabría

Sé que no vive cerca del mar
y que el bosque tampoco es su hogar
sé que si un día lo quiero encontrar
es en mi interior que lo tengo que buscar

Basta con creer en él
y las piedras de repente
se volverán papel, Es tan pequeño
que no se le ve, pero su poder es grande
y su fuerza también.

Y aunque vive de noche y duerme de día
puedes contar con él a cualquier hora del día
debes tener cuidado con despertar
que sino a este sueño le pones punto final.