Sí, el titular es contundente y cierto. No es que nuestra carrera se haya acabado y hayamos llegado a un callejón sin salida, o que nuestras inquietudes musicales se hayan disipado en otros proyectos. Es más bien al revés. Quizá seamos ahora más grupo que nunca, ahora que hemos aceptado y definido cuál es nuestro camino. Sabemos dónde no vamos a llegar y qué caminos no tomar. Y es una decisión cruda, creednos. Saber que no hay más que miseria, codicia y falta de conciencia cultural en la gran parte del negocio musical, y que no formar parte de ello significa cerrarte las puertas, es algo que a muchos les cuesta aceptar. Y nosotros lo aceptamos. Tanto es así, que hemos decidido no volver a grabar más discos de larga duración. Continuar leyendo »